domingo, 25 de noviembre de 2012

Máscara para pestañas de Kejel Jabibe Profesional


Paseando por las tiendas de maquillaje de mayoreo del Centro Histórico me entró mucha curiosidad el comprar y probar los productos que ahí vendían. La verdad no suelo comprar de esos productos, pues la mayoría contienen ingredientes muy dañinos para nuestra piel o simplemente no sirven; sin embargo, me habían recomendado muchísimo las máscaras para pestañas pues me dijeron que tienen una calidad similar a las de las marcas de supermercado por un precio mucho menor.
Fue así como entré y encontre la línea Profesional de la marca Kejel Jabibe, una marca de la cual yo había utilizado la máscara para pestañas en gel y que me fascinó así que decidí comprar una.
  • ¿Qué es lo que promete? Conseguir un efecto de pestañas postizas con la ayuda de las microfibras las cuales dan un volumen extremo a tus pestañas, así como alargarlas.
  • Apropiada para: Mujeres con pestañas escazas o que les guste un acabado dramático.
  • Tonos: Únicamente hay en color negro, sin embargo en la línea hay diferentes presentaciones con Chocolate, Siliconas, Jalea Real, Kejel, etcétera.
  • Tamaño: El envase mide aproximádamente 13 centímetros con un grosor de 5 centímetros.
  • Cantidad de producto: Contiene 13 gramos.
  • Opinión: Sinceramente no recomiendo esta máscara para pestañas ni esta línea. Hace un año me compré la que contiene Siliconas y me pasó exactamente lo mismo que esta: puedo aplicarme más de 3 capas y parece como si no me aplicara nada en las pestañas, no las levanta, no las engrosa ni nada, lo único que ocurre es que a la quinta capa se te pegan las pestañas dando ese efecto de pestañas de araña que se ve horrendo. Y eso que mis pestañas son naturalmente rizadas.
Sin máscara para pestañas

Primera capa

Segunda capa

Tercera capa

El envase

Con su cepillo

sábado, 24 de noviembre de 2012

Té, el aliado natural de nuestra belleza

Todos lo hemos hecho, envidiamos la manera en la que las personas asiáticas tienen su piel, resplandeciente, clara y aparentemente sin problemas de acné. También su longevidad y como se conservan jóvenes a través de los años. En parte, esto se debe a sus hábitos alimenticios y al consumo de té.
Esta bebida milenaria tiene diversos beneficios para el ser humano, entre ellos la disminución de los niveles de estrés, mejoramiento de la digestión, reducción del tejido adiposo, mejoramiento de nuestro sistema inmune y, lo más importante, una increíble cantidad de antioxidantes. 
Básicamente, los hay en 4 variedades o colores, estas dependen de la maduración del fruto y de la forma en la que se secan sus hojas:

Té verde
La variedad más conocida y acalamada. Se obtiene cuando se secan las hojas del fruto o de la planta ya madura. La infusión es de color dorado. Además de las propiedades mencionadas arriba, tiene otras como una gran acción antiviral e inmunoestimuladora que permite reducir las verrugas genitales. También es de gran ayuda para la prevención de cáncer de pulmón, intestino, mama y próstata.
Té blanco
Una variedad poco común, pues ha sido recién "descubierta". Para este té, se agarran los primeros brotes de la hoja de té, que se encuentra cubierta de unos pelitos blancos. Al ser elaborado con hojas jóvenes, contiene 3 veces más antioxidantes y propiedades antivirales que el té verde. Por ende es mucho más caro.

Té rojo
Este té pasa por un exclusivo proceso de secado y de añejamiento, lo cual le da un color rojo a las hojas y esto hace que tenga ciertas características especiales.
Protege al hígado, pues elimina toxinas y mejora su funcionamiento. Es conocido como el "té devorador de grasas" gracias a sus propiedades adelgazantes, y a su vez mejora de manera increíble la digestión. Por ende, también disminuye el nivel de trigliceridos y de colesterol malo en la sangre. A todo esto, se le suma su ya conocida propiedad inmunológica.
Té negro
A pesar de ir perdiendo terreno frente a la aparición comercial del té verde y rojo, el té negro sigue siendo el sinónimo de té, pues tiene diversas propiedades que ayudan a nuestro organismo. Contiene una buena concentración de taninos, lo cual lo hace ideal para combatir la diarrea o la gastritis, además de ser astringente. Favorece la eliminación de líquidos. Posee propiedades estimulantes, lo cual lo hace perfecto para ser consumido en el desayuno.







martes, 20 de noviembre de 2012

Maquillaje casual

De repente, nos pasa que tenemos alguna cita o comida informal y no sabemos como maquillarnos. Solemos cometer el error de utilizar muy poco maquillaje, o de plano, utilizamos demasiado maquillaje que parece que vamos a asalir en una obra de teatro. Pues, aquí les traigo un look que podemos aplicar para esas situaciones.

  1.  Iluminamos nuestro ojo aplicando una sombra blanca en el interior de nuestro ojo (o el triángulo que forma el lagrimal) hasta la mitad de nuestro párpado móvil.
  2. En el resto de nuestro párpado, aplicamos una sombra de un color muy cercano a nuestro tono de piel.
  3. En el exterior de nuestro párpado y el límite de la cuenca del ojo aplicamos una sombra negra, o muy oscura formando una especie de letra C.
  4. Delineamos por arriba y abajo de la mitad hacie afuera de nuestra línea de pestañas inferiores.
  5. Aplicamos nuestra máscara para pestañas y ¡Listo!
1.


2.

3.

4.

5.

No olvidemos añadir un ligero toque de brillo labial y peinar nuestras cejas :)


viernes, 16 de noviembre de 2012

Rutina de cuidado facial

Con la vida ajetreada que tenemos en la actualidad, nos es muy difícil concentrarnos y llevar a cabo nuestras tareas diarias. Y una de las más importantes que tendemos a olvidar es una adecuada rutina facial y nuestra piel lo demuestra con la aparición de granitos, resequedad, marcas o manchitas y arrugas prematuras. Si no sabemos como llevar a cabo esta rutina, los pasos o como facilitarnos completarla, aquí les pondré una breve guía.

Nuestra rutina de limpieza facial debe dividirse mínimo en 2, la rutina de día (mañana) y la rutina nocturna. Aunque básicamente ambas consisten en lo mismo, hay algunas cosas que cambian, así como también aplicarnos una mascarilla 1 o 2 veces por semana para nutrir a profundidad nuestra piel.

Rutina de día
Esta nos permitirá limpiar las impurezas que se produjeron mientras dormíamos, así como preparar a nuestra piel para enfrentar el arduo día que tendremos. Consiste en:

  1. Limpieza: Debemos lavar nuestra cara con un jabón neutro, o un limpiador específico para nuestro tipo de piel.
  2. Tonificar: Después de limpiar nuestro rostro, aplicamos un tónico para que nuestra piel se prepare para absorber los nutrientes de la crema y cerrar los poros. Algunos tratamientos para la piel no incluyen el tónico, si ese es tu caso no te preocupes, pues la línea o el tratamiento que estás utilizando fue formulado de esa manera.
  3. Humectar: Aplicamos una crema facial de día, esta la debemos aplicar según nuestro tipo de piel, pues de esa manera nos proporcionará la hidratación necesaria, así como el tratamiento de los problemas específicos de la misma.
  4. Proteger: Para proteger nuestra piel del oscurecimiento, envejecimiento cutáneo y aparición de manchas debemos aplicar un buen protector solar. En la actualidad hay de diversos factores de protección y para cada tipo de piel. Se recomienda utilizar un factor 30 para arriba.
Una vez hecho esto, podemos aplicarnos maquillaje o simplemente salir a realizar nuestras actividades diarias con una piel fresca.

Rutina de noche
Esta parte de la rutina es sumamente importante y suele ser la más olvidada debido al cansancio. Con ella eliminamos las impurezas que se acumularon en nuestro rostro durante el día, retiramos el maquillaje, el exceso de grasa y permitimos que nuestra piel respire libremente. Es parecida a la rutina de día:
  1. Limpieza: Con un desmaquillante retiramos el maquillaje de nuestro rostro. Posteriormente con un jabón neutro o con un limpiador adecuado para nuestro tipo de piel limpiamos nuestro rostro, retirando los residuos de maquillaje, desmaquilante, impurezas y exceso de grasa.
  2. Tonificar: Preparamos nuestra piel para la humectación nocturna.
  3. Humectar: En la noche podemos humectar nuestra cara con la misma crema de día, cremas de noche e incluso serums intensivos que humectaran nuestra piel de manera duradera en la noche y la repararán del daño sufrido durante el día.
Se recomienda un día a la semana, de preferencia en el que aplicamos nuestra mascarilla, dejar descansar nuestro rostro, es decir, realizar únicamente la limpieza facial para que nuestra piel no se sature de nutrientes y pueda respirar y regular la producción de sebo de manera natural.

Adiós 2017: El recuento de los daños

¡Hola ninfas! ¿Cómo están? Espero se encuentren muy bien y estén teniendo un excelente inicio de año. El mío no ha sido exactamente bueno, y...